Inicio > Didáctica de la Física > La Reflexión sobre cómo se aprende Física…su aporte en la formación del profesor

La Reflexión sobre cómo se aprende Física…su aporte en la formación del profesor

En la formación de los nuevos profesores de ciencia se destaca la importancia de la reflexión sobre las propias prácticas. Pero, sabemos que las propias prácticas no son ajenas a las experiencias previas con que ese nuevo profesor fue formado en su historia escolar y académica.

Dado que algunos que comparten comentarios en Hablarciencia, han tenido la oportunidad de reflexionar sobre cómo aprendieron Física (haciéndolo desde recuperar su propia biografía, analizar recursos con que se aprende los contenidos marcados por currículo), es interesante darles lugar a que compartan su evaluación respecto a qué suponen aporta esta reflexión a su formación de profesores de ciencias.

Silvia García de Cajén (Admin. Hablar ciencia)


También te puede interesar

Silvia
Doctora en por la Universidad de Santiago de Compostela.
https://www.hablarciencia.com

17 thoughts on “La Reflexión sobre cómo se aprende Física…su aporte en la formación del profesor

  1. ¿Por qué se elige estudiar un profesorado de ciencias? Uno tendería a creer que el perfil del estudiante de secundaria que luego elige ser profesor de ciencias tendría que estar relacionado con la carrera profesional que finalmente elige. Pero hemos comprobado, sólo en el seminario que me encuentro cursando actualmente, que de tres alumnas, futuras profesoras de química, sólo una eligió una orientación secundaria en ciencias, y no fui precisamente yo.
    Cabe preguntarse entonces, qué lleva a estudiantes de secundaria de diversas orientaciones a elegir una carrera de profesorado de ciencias. Considero en base a las experiencias personales compartidas durante la clase, que existen variados disparadores que pueden despertar el interés por la ciencia en los alumnos de secundaria. Las clases de física pueden ser uno de ellos: el desarrollo de las clases teórico-prácticas sumado a clases de laboratorio que ayuden a los alumnos a visualizar los conceptos dados pueden motivarlos a interiorizarse en el área.
    Pero, en mi opinión interesarse en la “ciencia” propiamente dicha no es lo mismo que interesarse en la tarea de “docente de ciencias”, y creo que esta distinción resulta importante de destacar. Quizás no sean muchas las clases de ciencias que tenga un alumno en su trayecto secundario, como fue en mi caso personal, pero quizás sean las suficientes para despertar en el alumno la motivación de profundizar en ciencias y de transmitir esos conocimientos mediante la docencia.
    Es por esto que considero que la física en secundaria puede ser un ámbito propicio para que el alumno descubra, mediante la resolución de problemas en grupo, mediante el intercambio con sus compañeros, mediante la elaboración de guías de laboratorio y desarrollo de los mismos, su vocación de docente de ciencias.

  2. ¿Sólo estudian Profesorado en Ciencias los alumnos de secundaria que eligen la orientación en Ciencias Naturales? Se ha comprobado que no siempre es así, por un lado por experiencia personal y por otro a través de distintas encuestas que se han realizado a los ingresantes de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Las mismas han demostrado que gran parte de los alumnos que siguen carreras de ciencias, no han escogido la orientación Ciencias Naturales en su secundaria.
    En el seminario que me encuentro cursando surgió la pregunta ¿Por qué quisieron estudiar profesorado en ciencias? Intentar encontrar una respuesta nos llevó a una interesante reflexión y recorrido por nuestro pasado. Algunas conclusiones a las que pudimos arribar son las siguientes:
    -De tres alumnas una eligió la orientación en Ciencias Naturales.
    -Dos de las alumnas recuerdan que las clases en Física (secundaria) eran teóricas y conductistas.
    -Una sola alumna tiene una buena experiencia con Física en la secundaria y realizó laboratorios en la misma.
    En mi caso particular mi tío es Ingeniero Químico y luego de una conversación, se despertó mi interés por la Química y Física. Así fue como escogí esta carrera luego de terminar la secundaria, pero al encontrarme con varios obstáculos y sumado a la necesidad de querer aprender me inscribí en la carrera Profesorado en Química y hoy me encuentro cursando el último año de la misma.
    Como futura docente considero muy importante reflexionar sobre las clases de Física en el nivel secundario.Debido a que es un espacio donde se puede despertar la vocación de los alumnos como Profesores de Ciencias o para que estudien carreras a fines con la Ciencia. El interés y la motivación de los mismos se puede lograr haciendo que las clases sean novedosas, con laboratorios, partiendo de problemáticas actuales, trabajando en grupo, haciendo debates.
    Para finalizar no debemos olvidar que al enseñar Física y Química debemos hacerlo con la misma dedicación y compromiso, sin importar la orientación que nuestros alumnos sigan, porque puede ser probable que en nuestras clases estén presentes futuros docentes en Ciencias.

  3. De acuerdo a consultas efectuadas a estudiantes tanto de profesorado como de ingeniería que en su etapa secundaria eligieron o tuvieron, sin elección, una modalidad distinta a la de ciencias naturales considero que fundamentalmente eligieron su actual carrera debido a que tenían inquietudes o interrogantes a ciertos fenómenos o mecanismos que no han podido ser resueltos en el ámbito educativo.
    Por otro lado encontré casos en los que los estudiantes tienen en su familia miembros que han seguido carreras vinculadas a las ciencias y han sabido transmitirles el interés por ella.
    En cuanto a los estudiantes que sí han pasado por la modalidad de ciencias naturales en el secundario lo que los llevo a elegir su carrera en muchos casos fue la atracción por la investigación y las practicas de laboratorio les resultan muy interesantes.
    Mas allá de las orientaciones seguidas durante el secundario, personalmente pienso que uno cuando elige esa modalidad es muy chico como para saber fehacientemente lo que va a seguir una vez finalizada la etapa de educación obligatoria, y esta puede ser también una de las razones por las que un egresado de una modalidad distinta elige una carrera cientifica.

    1. Valeria, Mercedes y Ariadna
      bien por los comentarios aportados. Ahora espero que a partir de la lectura y análisis de los comentarios de sus pares, intercambien ideas, críticas y otros puntos de vistas, de manera de enriquecer los aportes individuales. Anímense!! Silvia.

    2. Me alegra si las publicaciones del blog son de utilidad para tu formación docente.
      Puedes incluir el material que te sea útil. Por favor cita la referencia de este blog, de la manera siguiente según la entrada de donde tomas el material:
      García de Cajén, S.B. Nombre de la entrada. Blog Hablarciencia. En: https://www.hablarciencia.com. Fecha de consulta.
      Saludos.
      Silvia

  4. Valeria López a que te referís cuando decís: “no es lo mismo interesarse en ciencias que en la tarea del docente de ciencias” podes ser más explícita. Gracias

  5. Mercedes Quiroga, cuando afirmas que en muchos casos los alumnos que siguieron la modalidad Ciencias Naturales eligieron su carrera por motivaciones en Investigación y Clases de Laboratorio, ¿estás completamente segura de esta frase?.
    Teniendo en cuenta lo que hemos analizado de la enseñanza de Química y Física a nivel Secundario y las falencias que hay en estas áreas en cuanto a la escasez de clases de laboratorio y temas innovadores, actuales de investigación

    1. Lo que quise decir fue exactamente eso..Que al faltar clases de laboratorio muchos quieren seguir estudiando carreras vinculadas con ciencias porque las pocas clases de laboratorio que han tenido o la ausencia de ellas fueron suficientes para despertar el interés sobre la materia.. Yo por ejemplo tuve muchas clases de laboratorio en química y quizás por eso sea que me llamo más la física que la química porque a una la vi en la práctica y a la otra no.. Me explico?

  6. Respecto a los comentarios de mis compañeras debo decir que comparto la opinión de Mercedes respecto a que pocos son los alumnos que teniendo distintas orientaciones secundarias para elegir efectúan la elección a conciencia, quizás porque el terreno laboral se vislumbra lejano al momento de tomar esa decisión.
    Sin embargo, no comparto el hecho de que el motivo fundamental para elegir una carrera en ciencias sea la existencia de inquietudes respecto a ciertos fenómenos o mecanismos cuya explicación haya quedado inconclusa durante el trayecto secundario. Creo que la elección va más allá de eso. En mi caso en particular la elección surgió a partir de un sentimiento de afinidad con la matemática, química y física, y de un llamativo interés por la docencia, y no precisamente porque tuviera interrogantes que me inquietaran.
    Considero que, en gran parte, la decisión sobre qué carrera continuar luego de la educación obligatoria se define en el transcurso de la secundaria, por lo que resulta importante el hecho que resalta Ariadna: la orientación en la que se esté dictando una clase de ciencias no debe ser un parámetro para definir nuestra predisposición al enseñar. En cualquier orientación de secundaria podemos contar con un potencial estudiante de una carrera de profesorado en ciencias, y quizás podemos brindar el disparador que motive a ese alumno a efectivamente decidirse por ella.

    1. Lo de las inquietudes que no se han llegado a responder en el aula lo digo porque personalmente fue una de las razones por las que elegí la carrera… Por más de que no sea tu caso, Valeria, no creo que esa sea una razón para decir que no puede ser uno de los motivos. Digo, éstos como debe haber un montón de motivos más que nosotras hoy no estamos pudiendo ver y quizás nunca podamos verlos solo porque no los creemos motivos suficientes o determinantes para elegir una carrera, cuando en realidad una persona elige su futura profesión basándose en miles de razones a la vez.. o al menos en más de una..

      1. No lo descarto como una opción, Mercedes, simplemente hice la aclaración porque en tu primer comentario detallaste que a tu entender ese es el “motivo fundamental” y es justamente en eso en lo que disiento. Debido a que somos individuos particulares, todos atravesados por distintas historias de vida, es de esperar que las razones para tomar una decisión, como es la de elegir un profesorado en ciencias como futuro laboral, sean tantas como individuos haya.

  7. Por otro lado..en cuanto al aporte que no debemos focalizar o esmerarnos en enseñar de una “mejor” manera o con mayor energía en clases a alumnos que hayan elegido la modalidad de ciencias naturales, ésto lo discutimos o,mejor dicho, estuvimos de acuerdo las 3, la primer clase del seminario… Este punto fue puesto sobre la mesa por Ana. Y es cierto… Muchas veces uno no se da cuenta de estas cosas… No es porque yo,hoy, que no estoy dando clases siquiera particulares, esté predispuesta a poner el énfasis en alumnos que hayan elegido ciencias que en los que hayan elegido una orientación distinta, pero uno puede llegar a pensar que entre unos y otros hay una diferencia grande de interés cuando en realidad puede que no, como puede que sí sea así. Yo nunca me lo había planteado y pienso que este tipo de temas son de suma importancia para mi formación como docente.

  8. Respecto a tu pregunta Ariadna, considero que uno puede interesarse en ciencias sin que eso implique interesarse por transmitirla de forma eficiente a un alumnado. A mi parecer, la tarea docente implica descubrir y desarrollar en uno cualidades para poder afrontar la compleja tarea de enseñar.
    Es por eso que, como dije anteriormente, desde una clase de ciencias de secundaria se puede brindar un ámbito propicio para que el alumno descubra cualidades que lo lleven a elegir una carrera de profesorado en ciencias.

    1. Aah, listo Vale, esta bien… Yo entendí lo de no es lo mismo interesarse en ciencias que en ser docente en ciencias y en eso estoy bien de acuerdo, son cosas completamente distintas aunque durante las clases se pueden despertar cualquiera de ellas por una misma acción.

  9. Que interesante es poder llegar a estas reflexiones y que mediante este espacio podamos debatir diferentes cuestiones referidas a nuestra futura profesión ser docentes. Alguna tiene preguntas respecto a mi discurso.
    Gracias Valeria por tu última aclaración y a vos Mercedes por tu respuesta

  10. A partir de los comentarios realizados anteriormente por alumnas del Seminario Proyecto de Carrera, he llegado a la conclusión de que si bien se podrían nombrar ciertos aspectos que resultan relevantes para la elección de una carrera universitaria por parte de alumnos de secundaria, cada uno de ellos realiza un recorrido único por la escuela secundaria, y actúa en consecuencia de las experiencias que ha construido en esos años de formación.
    Aún así, puedo mencionar los siguientes aspectos como POSIBLES determinantes de la elección de carrera:

    – No poder estudiar en otra ciudad, mas que en la de origen: ya sea por condiciones económicas, sociales, o afectivas, se sufre una limitación en la elección, quedando de lado verdaderas vocaciones (si es que no puede estudiarse la carrera deseada).

    – Recomendación de los padres: Muchas veces, los alumnos comienzan el estudio de ciertas carreras de acuerdo con las creencias de los padres, que, al fin y al cabo, en la mayoría de los casos, son quienes le proveen estabilidad económica al estudiante.

    – Influencia del entorno social: Si los alumnos han tenido contacto, por ejemplo, con docentes en ejercicio y/o investigadores pueden saber mas acerca de la práctica profesional y la carrera en sí.

    – Buena experiencia en la escuela secundaria: Claramente, muchos docentes son capaces de compartir su vocación, dedicación y conocimiento al enseñar ciencia, siendo capaces de lograr motivaciones vocacionales en los alumnos, ya que las actitudes que el docente adopta frente a los alumnos tiene un gran efecto sobre los mismos.

    – Motivación por la investigación científica y el trabajo experimental: No necesariamente hacen falta clases de ciencia en el aula para potenciar la motivación en estos dos aspectos (No todos hemos tenido una buena experiencia en las clases de ciencias en la escuela secundaria). Visitas a ferias, museos, charlas pueden favorecer el interés del alumnado, así como experiencias cotidianas que no se lleven a cabo en un ámbito institucional, como lo pueden ser videos de you tube dónde se observen experimentos, documentales disponibles en diversos canales de televisión como History, National Geographic, Encuentro, o incluso series televisivas (ficciones) cuyos personajes son profesionales de diversas ramas científicas, como física, biología o química, (breaking bad, prison break, doctor house, entre otros) pueden lograr grandes impactos en los sujetos.

    Desde mi lugar, como futura docente de ciencia, creo que el modo de llevar a cabo la enseñanza tendrá, sin duda, efectos sobre mis alumnos. Sabiendo que no todos mis alumnos, por diferentes motivos, no serán futuros científicos, pero, a la vez, sabiendo que todos son ciudadanos, considero importante formarlos no solo en contenidos, sino también en valores y procedimientos. De nada sirve que sepan realizar cálculos sin el mínimo error, sino comprenden porque es relevante dicha operación y donde puede ser aplicada.
    Muchas veces, he presenciado un rechazo a la ciencia por parte de los alumnos porque creen que “es para inteligentes”, “es muy difícil”, o “no sirve para nada”, debido al tipo de enseñanza que se les imparte, netamente positivista. Si algo he aprendido en mi formación académica, es que la ciencia va mucho más allá un conjunto de conocimientos, incluyendo un proceso para llegar al mismo, trabajo en equipo, e intereses de la sociedad. La ciencia nos ayuda a comprender en mundo, a la vez que las aplicaciones del conocimiento influyen en nuestra vida cotidiana.

    En la práctica, el docente enseña según su paradigma, basado en su concepciones de ciencia y del proceso de enseñanza-aprendizaje. Si el docente pierde de vista todos los contextos en los que desarrolla la ciencia, reduciéndola a un conjunto de teorías, leyes y/o conceptos, no permite que el alumno se enriquezca en otros contextos científico que influirían fuertemente en su visión acerca de la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *